martes, 4 de agosto de 2009


Como si estuviéramos asistiendo a la más impresionante conferencia de escritores de todos los tiempos,casi 600 expertos de las letras nos cuentan con honestidad descarnada sus intimidades frente al acto de escribir y los motivos que los impulsan a hacerlo.
Este liblog ( libro-blog) muestra opiniones personales de novelistas, poetas, dramaturgos y creadores de todas las culturas y tiempos. La literatura tiene el enorme poder de trascender y transformar. Los escritores enseñan los detalles personales y universales de la experiencia humana, sacuden la sensibilidad, atraviesan barreras emocionales, descubren posibilidades futuras. A través de ellos confrontamos nuestras sombras y nos llenamos de inspiracion para sacar lo mejor de nosotros mismos. Se trate de ficción o de plasmar la realidad, ellos siempre alimentan el alma humana.
¿Qué motiva a estos creadores que nos iluminan el camino?
Escribir no es fácil y siempre es riesgoso, y muchas veces implica desnudar el alma visceralmente.Pero al escritor no le importa, y persevera en esta solidaria tarea de darnos consuelo a través de sus textos.
Esta edición reúne veinte años de investigación y búsqueda en textos, cartas, conferencias, biografías y entrevistas hasta obtener la respuesta de medio millar de escritores de diferentes países y de distintos periodos de la historia.
Al revelar por qué escriben, todos opinan sobre temas aún más profundos que su oficio: los temores, la muerte, el coraje y el sentido de la existencia humana.
Escribir es un acto de mostrarse desde las entrañas, y hablar de la escritura es compartir lo más intimo de cada escritor con lo más intimo de cada lector.
Sus confesiones son una extraordinaria ayuda ante el desaliento, al demostrar que creadores gigantes sufrieron bloqueos, dudas, la indiferencia de sus editores y el desasosiego de no saber cómo seguir adelante con su propósito. Así todo, no se rindieron. Siguieron intentándolo, porque porque crear es una manera de vivir.
Sus testimonios son un manual de auxilio para creadores bloqueados, una fuente de consuelo cuando la inspiración declina, y una guía espiritual ante el desaliento, porque crear es un acto de fe y de perseverancia.
Conrad, Rilke, Kafka, Flaubert, Borges, Simenon, Woolf, Duras, Pessoa, Onetti, Faulkner, García Márquez, Nabokov, Rulfo, Highsmith, Proust, Bioy, Bernhard, Monterroso, Carver y muchos otros nombres célebres nos explican por qué dedicaron sus vidas a esta dulce condena ( de acuerdo a Onetti) , a esta diversión desesperada (según Juan Filloy), a esta maldita condena ( según Julio Cortázar), a esta maldición que salva ( según Clarice Lispector).
Cuenta con un prólogo de 29 páginas en el que explico el sentido de este libro, a la vez que realizo una breve historia de la narrativa, explico lo que la literatura tiene de orgánico , planteo la polémica entre literatura comercial o literatura “seria” y se mencionas nociones para facilitar incentivos a la lectura.

5 comentarios:

Osho Maestro dijo...

Hola, Ana:

Muchas gracias por tu blog.

Te envío un afectuoso abrazo,

Gonzalo

Shanty dijo...

Tu blog es un movilizador de la motivación para todos los que deseamos plasmar sentimientos y pensamientos a través de las letras. Será muy gratificante volver y seguir explorando què piensan los escritores de su labor.

Un beso.

Carlos Alberto Arellano dijo...

Hola.

He llegado a este blog, Ana, porque un viajero del ciberespacio, Juan Diego, se sumó ayer a los seguidores de mi blog. Entre sus enlaces aparecía «¿Por qué escribimos?» Hice clic y aquí estoy. Parece que Juan Diego no tiene blog o aún no lo he encontrado.

Muy buena entrada. De inmediato recordé, Ana, una serie de libros muy interesantes que leí hace años.

«Confesiones de escritores. Los reportajes de Paris Review.»

Tengo toda la serie en mi biblioteca. Allí encontramos a Simone de Beauvoir, a Jorge Luis Borges, a Georges Simenon, a Gabriel García Márquez, a Vladimir Nabokov, a Adolfo Bioy Casares, a Ernest Hemingway, a Woody Allen y a muchos otros, hablando sobre el arte de escribir. Recuerdo muy especialmente la entrevista que le hicieron a Simenon.

También recuerdo ahora «Mientras escribo», el libro de Stephen King. Y los capítulos sobre cómo escribir ciencia ficción en «Introducción a la ciencia ficción», el libro de Isaac Asimov. Asimov es uno de mis escritores favoritos. Fue en la solapa de «Los dragones del Edén», de Carl Sagan, donde por primera vez leí algo escrito por Isaac. Sus palabras eran: «Carl Sagan posee el toque del rey Midas. Todos los temas que toca se convierten en oro.»

Es triste para mí saber que ya no están en este mundo. Que no habrá nuevos libros de Carl e Isaac.


Saludos.

Ojcar dijo...

Para mi escribir es un placer por que es autodescubrimiento en estado puro.

nati dijo...

Algún día van a preguntarme a mí, niña de quince años, por qué escribo.

Y voy a contestar en unas pocas palabras: porque quiero SER y yo soy lo que escribo.